febrero 7, 2023

¿Se puede trabajar en la construcción en estado de alarma?

Muchas actividades han quedado paralizadas durante el estado de alarma y desde https://www.arquestil.es/ nos cuentan qué ha pasado con el sector de la construcción. ¿Podemos hacer obras en casa? De ser así, ¿en qué condiciones? Veamos que nos dice la ley.

Obras públicas y casas unifamiliares

El sector de la construcción no ha detenido su actividad más que durante los 15 días que se han llamado de paralización total de la economía. Tras el fin de la Semana Santa han retomado sus trabajos tanto en lo que se refiere a las obras públicas como a construcciones privadas cuando se refieren a viviendas unifamiliares o a la construcción de edificios. 

Obras en los apartamentos y en la comunidad 

Con el fin de evitar los contagios, se han prohibido las obras en los domicilios particulares de las comunidades de propietarios. Dado que los trabajadores deben de usar zonas comunes y tendrían que entrar en casas diferentes y estar en contacto con muchas personas, se ha prohibido este tipo de trabajo con un par de excepciones:

  • Las reparaciones de urgencia. Y es que si alguien sufre la ruptura de una tubería y está vertiendo agua en casa de un vecino o se le estropea un electrodoméstico esencial, tiene que poder arreglarlo para evitar problemas mayores. Tiene que estar garantizado en cualquier caso el suministro de agua, de gas y de electricidad, por lo que las averías en estos sectores siempre se podrán arreglar aunque impliquen una obra. 
  • Las obras que no impliquen interferencias con personas ajenas a la obra. Por ejemplo, reparaciones en una fachada si no hay que entrar en el interior de las viviendas o trabajos de reparación en el cierre de una urbanización.

Finalizar trabajos comenzados con anterioridad al estado de alarma

También se autorizó el finalizar trabajos comenzados con anterioridad al estado de alarma, sobre todo cuando no hacerlo suponía que la familia no podría utilizar su hogar con normalidad. Por ejemplo, una reforma en el baño o el cambio de una bañera a ducha. O la instalación de una nueva cocina que quedó a medias cuando se decretó la alarma.

No obstante, no está permitido comenzar ahora estos trabajos incluso si estaban apalabrados o si la cocina ya estaba comprada o parte del material ya está en la vivienda, siempre y cuando la vivienda cuente con la vieja para poder realizar la vida con normalidad. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *